sábado, 9 de marzo de 2013

Relación entre madre e hijas

 La casa de Bernarda Alba. Relación entre madre e hijas

Empezando porque en la casa hay falta de alegría, donde las hijas influidas por Bernarda, tienen privación de la libertad

Las hijas tienen un profundo respeto
hacia su madre que impone poder y orden con su bastón. Todas las hijas están sometidas a ella excepto Adela, la cual, tras su madre imponer el luto de 8 años, ella saca su lado rebelde oponiéndose a las órdenes de su esta. Con estas actitudes Bernarda consigue que en su casa se cree una ambiente sin amor y sin alegría donde lo único que importa a la matriarca de la familia es el "qué dirán". Repercute tanto eseste aspecto en Bernarda que en un momento de la obra una de las hijas exclama lo siguiente: "Nos pudrimos por el qué dirán."
 
Virginia Justicia Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario