lunes, 27 de mayo de 2013

El final de Como agua para chocolate

Cuando John Brown regresó de EEUU trajo a su tía. Tita había preparado una comida cuando se la presentó. Pero Tita le dijo John que no se podía casar con él porque había tenido una relación con un antiguo amor (Pedro) y que había perdido su virginidad. John le dijo que lo pensara que a él no le importaba y pensara si en realidad lo amaba o no.

Después de unos días Rosaura murió debido a una congestión estomacal aguda.

Muchos años después en la boda de Esperanza y Alex, Tita y Pedro bailaron el vals Ojos de juventud. Habían pasado 22 años desde la boda de Pedro y Rosaura.

Pedro, en el día de la boda de Esperanza y Alex pidió matrimonió a Tita ella aceptó. Todos los invitados al probar los chiles en nogada que se habían preparado para la boda sintieron la misma sensación que Gertrudis había tenido cuando probó las codornices en pétalos de rosas. Entonces todos se empezaron a marchar hasta que Pedro y Tita fueron los únicos que quedaron. Al fin podían amarse libremente. Después se fueron juntos a un cuarto y dieron salida a la pasión y el amor retenido por tantos años. Tita sentía que estaba llegando al final. Cuando sus ojos se iluminaron apareció un brillante túnel y ella sabía que en ese momento moriría. Pero se contuvo para no morir, no quería hacerlo pero era tarde. Pedro había muerto. Ella, al estar arrepentida de no haberse dejado ir por el túnel buscó la forma de regresar a él y fue a por su enorme colcha que había tejido en sus noches de soledad y tristeza empezó a comer unos fósforos que un día le regalo John y empezó a recordar todos los momentos felices y poco a poco fue volviendo a ver el túnel donde Pedro la esperaba, se dejó ir y nunca más se separaron.
Juan Miguel Villacreces Gómez (4ºC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario