sábado, 24 de mayo de 2014

MI VIAJE AL MAR

Aquel día me levanté a las seis de la mañana, aunque el viaje lo teníamos previsto comenzar a las nueve. Sentía tanta emoción que no podía conciliar el sueño, por primera vez en mi vida iba a ver el mar, podría pisar la arena, bañarme y saltar cuando las olas llegasen hasta mí.
La primera vez que yo vi el mar era una niña pequeña de tan solo cinco años.

Emprendimos el viaje hacia la playa, sentía que el corazón se me salía por la boca de tanta emoción. El trayecto duró tres horas, las más largas de mi vida, tenía unas ganas inmensas de llegar a playa, ponerme el bikini y zambullirme en el agua.
Por fin llegamos a Murcia, ya se podía divisar el mar, incluso vi lanchas atracadas en el puerto con las gaviotas rondando el mar para ver si podían pescar algún pececillo. 
Cuando llegamos a la playa soltamos las cosas y sin pensarlo me quité la ropa y salí corriendo hacia el agua, estaba helada pero no me importó, pudieron más las ganas de bañarme que el frío.
Por primera vez en mucho tiempo estaba disfrutando realmente. Estuve metida en el agua más de dos horas pero para mí el tiempo no pasaba y quería seguir jugando y chapoteando. Por fin había cumplido mi sueño de ver el mar, ya podía decir que era feliz.

ANA PEREIRA LÓPEZ- 1º BACH B

No hay comentarios:

Publicar un comentario